Etiquetas

domingo, 5 de noviembre de 2017

SENDA POR LA SIERRA NORTE CON ALUMNOS DE 3º ESO

Con el objetivo de respirar aire puro sin contaminar , admirar el paisaje que nos brinda la sierra de Madrid y concienciarnos de la sequía por la que estamos pasando en la Comunicad de Madrid , el día 31 de Octubre los alumnos de 3º ESO salieron del colegio para hacer senderismo  por la Sierra Norte. En concreto por los alrededores del pueblo de El Berueco y embalse de El Atazar.
Al llegar al pueblo nos recibieron Marga y Alberto , que fueron nuestros guías y maestros en Botánica , Geología e interpretación del paisaje durante toda la senda.Nos informaron que la senda que íbamos a realizar era una parte de la llamada Senda El Genaro que llega hasta Patones y rodea el embalse de El Atazar.


Comenzamos en La Atalaya desde donde se observaba todo el paisaje que nos rodeaba : Somosierra ,El pico de la Miel de la sierra de la Cabrera y los montes de la sierra de Ayllón .


 Las vacas nos estuvieron observando plácidamente a lo largo de la senda.

Logramos identificar y conocer con detalle las rocas metamórficas más abundantes de la senda  : los ESQUISTOS.




Marga nos propuso realizar un "Paseo Botánico" y en equipos de cinco alumnos y con una tarjeta que entregó a cada equipo  logramos diferenciar las  especies de plantas más  típicas de  la senda.

 EL ENEBRO
 EL CANTUESO
 LA JARA
EL ROSAL SILVESTRE

El embalse de El  Atazar es el mayor embalse de  la Comunidad de Madrid .Construido en 1972. Es el quinto embalse que se encuentra en el paso del  río Lozoya  y pertenece a la red de abastecimiento del Canal de Isabel II.

Este embalse abastece de agua a numerosas poblaciones de la Comunidad de Madrid y por supuesto a la capital.


 Caminando hacia el embalse nos empezamos a dar cuenta de la escasez de agua en el mismo al fijarnos en la marca dejada por el agua cuando estaba lleno y en la linea de vegetación .
Pudimos comprobar al acercarnos la necesidad imperiosa de ahorrar agua en cualquier lugar que nos encontremos .







Casi terminando la senda nos encontramos con una finca donde pastaban burros que son cuidados por personas del pueblo con la intención de que no lleguen a extinguirse.
Había un burrito albino que al sentirnos llegar por el camino se acercó a nosotros para ser acariciado.

Muchos de los alumnos no habían acariciado nunca a un burro y fue una grata experiencia para ellos.
Para despedir este gran día en la Sierra Norte de Madrid , nos hicimos todos juntos una foto de recuerdo.
Gracias a Marga y a Alberto por enseñarnos tantas cosas interesantes durante la senda. 
Volvimos a Madrid  con ganas  de volver y de animar a las personas que nos rodean que es muy gratificante hacer senderismo por el entorno natural más cercano a nuestro barrio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario